RÉPLICAS

Abre los ojos, abre los párpados toma esas pestañas y húndelas en margaritas. Aquí están todos, hasta yo mismo. El mundo está llenos de iglesias, pero nadie hace milagros. La luz que gira y se mueve. Mi luz que tu luz me niega. Como en un principio: estanques como la luz en las horas: díasSigue leyendo “RÉPLICAS”

Estallido

Ven, a mí, soñemos con el cuerpo encendido y el agua casi rota al filo de un maíz cae en mi cuerpo, riega esa feliz caricia dormida que la noche empieza y cae y cae y cae como de un trompo una sustancia feliz. Llegó el baño húmedo y frío y constante llegó la vidaSigue leyendo “Estallido”

Cinco

Las venas de este mes abierto Unión de estrellas y astros rotos de espacios como la noche misma. Un triste andar de planetas y corales un paso lánguido al filo de tu aroma vaporcito azul, alza tu blancura de pájaro – luz de astro, la ciudad que llevo en los bolsillos – cruzas la nocheSigue leyendo “Cinco”

Resistencia

Policías que nos odian, impuros castigadores, resistencia 500 años como jaulas buscando alas, así somos como calles buscando piedras, así somos como casas buscando habitantes, así somos como culpa, buscando testigos, así somos. Fiebre enrojecida en el mar del sur como la constelación mirando, asustada el primer grito en concordancia con la primera muerte. perros,Sigue leyendo “Resistencia”

El sol de los pájaros

A ti, ni a la gota de río que llevas entre las piernas nadie te olvida, aquí te llevamos todos en mitad de la plaza, en donde giran los ponchos, donde se ve nacer el arco de fósforos. Haz crecido y crecido. Como cuando nadie muere, como cuando todos lloran, eres silueta sonora, un caféSigue leyendo “El sol de los pájaros”

Cinco, arte poética

Si me duele y comienza la lluvia si me duele, y comienza la tristeza si me duele y se apaga el astro si me duele y comienza el monzón de alas petrificadas Si me duele, y se grita la noche. Mezquinas fraguas e infancias y lunares. Mezquinas esquinas y transeúntes y lunares Mezquinas dardos ySigue leyendo “Cinco, arte poética”

Leña quemada

el cuerpo se abre herida en la constelación hay estrellas allá arriba y allá abajo hay ojos en las huellas hay pupilas en las casas hay lunares en mi boca uno están muy detrás en la sombra y otros aparecen en el extremo de los labios. Alto fuego en la colina, espigas verdes danzando alSigue leyendo “Leña quemada”

¿El poeta sabe a dónde va?

Por eso ahora eres mi casa, lejos de lo que fue mi casa. Por eso ahora eres mi estancia, lejos de lo que fue mi estancia. Ahora eres esa circunstancia de verdad. Mi soledad por veinticinco años, mis libros casi desnudos, la piel por cobijo fuerte, mis letras, mis indicios, la escritura y los adornosSigue leyendo “¿El poeta sabe a dónde va?”

Abierto

Rosas, pantanos, tierra cubierta, o racimos negros capsulas que hablan o campanas que gimen y mienten la edad, las aguas, las lentas estrellas o ser nosotros en todo, ¿Debo fingir o mentir que esto pasó? Quizá que el astuto pedazo de cielo jamás nos cubrió que las ciudades, el amor, las piedras o los huesosSigue leyendo “Abierto”

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora