estoy aquí
pensando en ti y en tu canto:
de sirena, de estrella del alba,
de danzante;
cuando tus manos curiosas me tapan del día
y me abrigan;
cuando tus espinas doncellas se aprestan
a regarme,
a limpiar de mí los males
con el aliento que va cubriendo mi sombra
y me devuelve el alma,
pienso en la ciudad de mis bolsillos
y en sus habitantes,
pienso en el mar
y en las lucecillas…
pienso en la espiga y en el grano de sangre
derramado sobre mi cuerpo,
pienso en tu caricias a borde del sol
este saliente hombre que me ama.

2 Comentarios

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s