Tu sonrisa es un cristal de polvo
encerrado entre las grietas de la ventana;
suspiro y voy de la mano del viento;
me miras y todo se me hace blanco.

Sentado junto a ti
a soledad me tiene miedo,
vienes entre la gente pero entre la gente te vas.

Ahora soy porque tú estás.

9 Comentarios

    1. Así es, pero en cierta medida, el uno prevalece sobre el otro y no se que es más duro, ese amor que pretende que no se acaba nunca, o ese amor que se ha dejado (que me ha dejado).

      Me gusta

      1. De acuerdo compañero¡ de ambos si que sí y es la mejor poesía, esa. Un saludo muy grato. Sigo revisando tu perfil y me parece interesante, es grato ver pequeñas joyitas escondidas en la web

        Me gusta

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s